martes, 1 de julio de 2008

J&B

Por Calista





Cómo te sentís.

Soy una impostora.

Por qué.

Estuve mintiendo todo este tiempo. Hoy inclusive.

En qué me mentiste.

En lo de la casa, los muebles.

No querés una casa…

Creo que no.

Tenés miedo.

No sé.

No me querés.

Te quiero pero no tanto.

No como a tu ex.

A mi ex lo quería porque él no me quería.

Y yo te quiero, ¿entonces?

Entonces no te quiero. Bueno, te quiero pero me cuesta.

No te caliento.

Vos me calentás todavía. Es la idea de la casa lo que no…

¿Cómo todavía?

Sospecho que si seguimos con esto de la casa, se me va a ir todo.

Como si fuera un hechizo…

Algo así. Cuando te vi sentado por primera vez, en ese bar, tomando el whisky, estabas tan ausente de la situación… quiero decir que me pareciste tan masculino… tan bien sentado…

¿Y ahora?

Ahora estás sentado en mi sillón. Y querés comprar otro. Y me pregunto por qué. Por qué querés cambiar mi sillón.

Vos querés que alguien te diga por qué estás triste, y yo no puedo. Nadie puede. Eso no va a pasar.

Ya lo sé.

¿Y cómo me ves ahora? Me siento igual que antes, revuelvo el hielo con los dedos, todo lo mismo... ¿querés que vayamos a ese lugar?

No, no…

¿Qué querés?

Que te vayas. Es mejor.

,

,

,

7 comentarios:

krapp dijo...

che, limaste con las fotos de antaño.

car dijo...

woooooooooooooooooooooow!

Mamerto Tetto dijo...

Me gusto mucho.

Calista, sos la mejor. Quiero conocerte, pegar charla mala onda, y darme cuenta que extraño a Cho y que todavia es demasiado pronto para reemplazarla.

Me haces la segunda en esa?

Besitos.

cajadegoma dijo...

si el sillon fuera art decò esto no pasarìa.

C. Mayo dijo...

demoledor y fantástico!!!!!!!!

Anónimo dijo...

cuánta inseguridad maga, por dios, cuánta disminución junta

Ivanna dijo...

apalala

furor romántico

furor romántico