martes, 29 de abril de 2008

mamá dice que el extractor de aire es para debiluchas

-Muy bien, quiero que se sienten todas alrededor mío porque hay algo importante de lo que debemos hablar. Muy bien, si si, por ahí está bien. ¿Me escuchan todas?

-siii

-si mamá

-si!

-Niñas niñas niñas, es fundamental que capitalicen las enseñanzas de mamá. Es importante que tengan en cuenta lo que les digo, porque no digo para llenar el aire, digo porque yo sé y tengo experiencia y la experiencia a veces es sabia, no siempre claro, hay muchos descerebrados con experiencia dando vuelta. No es que tengan que escuchar a cualquiera que venga con mil canas eh. Pero a mamá si. Muy bien. Vamos al punto.
Estoy al tanto de que algunas de ustedes están tomando la costumbre de escribir. Encontré por ahí algunos cuadernos con anotaciones varias, poemas amorfos, bueh. Esta modita juvenil de escribir está muy bien, mamá tuvo su diario íntimo durante la preadolescencia, la abuela también lo tuvo y varias mujeres notables de esta familia también, como por ejemplo la tía Beatriz, que llegó a ser ministra, tenía un hermoso cuaderno de tapas forradas en tela amarilla donde escribía diariamente. Así que está de más decir que en esta casa alentamos la necesidad de explicarnos la vida escribiendo, no voy a ahondar en el asunto porque no me interesa lo que ustedes tengan que explicarse y si crecer les resulta doloroso, o no, si mamá les parece una bruja o una reina, me deja sin cuidado. Lo que no voy a permitir, y acá quiero que presten atención sobrenatural, es que hagan públicos esos diarios íntimos. Esto no es un consejo, esto es una orden que el género debería tatuarse en sus muñecas u omoplatos y hasta les diría que hay necias por ahí que deberían hacerlo en la frente. Abrir nuestra intimidad es una actitud que da nauseas. No vinimos para eso, que les quede claro, muy claro, no vinimos a hacer de nuestras miserias un altar. No vamos a sacar las bombachas al balcón ni vamos a llorarle al mundo debilidades. La fortaleza, niñas, la fortaleza. Hay mujeres en la patria que lucharon por cosas en las que no podemos pararnos para bailar el tap. Nos ha costado sangre tener derechos y en esta casa no vamos a permitir que ustedes tiren todo por la borda con sus dolencias menstruales. Así que van poniéndole candado a esos hermosos cuadernitos y en cuanto consideren suficiente el melodrama de tocador: los queman. Si a alguna la escritura le despierta un interés mayor y decide continuar la actividad, más allá de la edad de encantamiento letrado, entonces me vienen a ver y hablaremos al respecto. Hay ciertas cosas que van a tener que leer. No voy a ahondar mucho más ahora, porque todavía no tienen la edad suficiente, pero las letras niñas, las letras son balas que tenemos para combatir la imbecilidad. No les voy a permitir que las usen como rubor. La literatura no decora. ¿Escucharon?

-si mami

-si mamá

6 comentarios:

M dijo...

magaaaaaaaaaa muy bueno
esa fotos
groso

Lexi dijo...

uh me encanta maga!!!! parece mi vieja!!!! (solo q ella los leía además)

abraxo!

Hitlercito dijo...

mamá no contaba con que iba a haber blogs!

(magistral)

Leandro tropico dijo...

Qué expresión hija de su madre. Quedo como enloquecido, al borde de la pérdida de criterio, necesitando que alguien se pase el ministerio por el falo u oír a un gran espíritu de cuerpo débil sollozar entre los cuerpos en el campo de batalla. ¿Ella envejeció? ¿Las niñas crecieron? Cuánto remordimiento nosotros.

La foto es muy, muy sexy.

M dijo...

volví, no pude el otro dia leer elfinal:
las letras niñas, las letras son balas que tenemos para combatir la imbecilidad. No les voy a permitir que las usen como rubor. La literatura no decora. es brutal. te cito en mi blog, puedo? bss maría
(extrañé ayer los jueves)

Jardinera dijo...

quiero mas.

furor romántico

furor romántico