domingo, 8 de junio de 2008

No sé


Por Calista


Es una microcosa. Ocurre antes que el sexo, que los besos, que esperar el llamado, que las miradas intensas. Ocurre antes de que uno pueda darse cuenta que ocurre. En verdad, está ahí todo el tiempo.
Se sientan a cenar en una de sus primeras salidas y él te cuenta de su novia anterior. Que ella lo agredía un poco, solapadamente, con sutilezas. Que sus amigos le decían “qué haces con ella” pero él no se daba cuenta cómo se iba apagando con los años. Que ella discutía mucho, lo discutía todo y que él se lo atribuía a su sensibilidad de artista.
Y ya no hay vuelta atrás: él SABE, de alguna manera misteriosa, que no involucra ni un gramo de inteligencia sino la intuición más pura y medio viscosa de los principios, que vos también sos capaz de discutirlo todo. Pero lo más dramático es que está sentado ahí con vos, en ese momento que después se recuerda siempre porque es el momento en el que podría haber dado marcha atrás, él sabe que vos también vas a apagarlo de a poco con la excusa del amor. Pero los dos se hacen los boludos.
Y vos bajás la mirada, te reís, hablás de otra cosa. El mantiene el entusiasmo con la certeza de que vos sos una persona diferente, que no le vas a hacer eso que ella. Y vos incluso te crees ese papel unos minutos, unas horas y hasta unos días largos de calor insoportable, un diciembre amargo como casi todos. Hasta que un día que están garchando, porque al principio se puede garchar como loca con casi cualquiera a quien una le inventa un relato interno (que es malo, que es amigo de los secuestradores, que te va a escupir la boca, etc) un día él te dice “te amo” y vos sabés que va a saltar todo, además de leche y de la mala leche. Y esa microcosa del principio que él intuía, lo hace mantenerse cerquita tuyo, porque a él le gusta que lo traten mal, y como tu manojo de micropensamientos necesarios para tensionar bien los empeines mientras cabalgás también es de lo más previsible, querés que él se vuelva malo a fuerza de maltratarlo como la otra.
.

23 comentarios:

cajadegoma dijo...

yo leo tu blog porq es un manual de la femeneidad.
es como asistir a un curso por entregas.

Alan Murray dijo...

Fuck! Un texto de profundidad, sensibilidad, y lucidez envidiable. Me gusto mucho.

Lamentablemente me toca adivinar que la interpretación plena, de esta "intrincada" configuración significante, estará vedada para el gran montón de los lectores promedio, en quienes, lo lamento nuevamente, la sensibilidad escasea -o se ausenta -.

No sé quien coños eres Calista, pero sin dudas escribes de puta madre y, también sin dudas, tienes una sensibilidad de la hostia.

Alan Murray

jonas dijo...

bueno, te podría pasar lo que voy escribiendo por mail, no hay muchos más por ahora, escribi sobre dos personajes y quedan 3 para cerrar lo que sería la primera parte...

despuès te paso lo que tengo hasta ahora.
beso grande

agustín d. dijo...

Fuck, loco.

Maga E. dijo...

cerati comenta mi blog?

M dijo...

maga me di cuenta de algo sobre la blancura del tu blog:
es muy Mc.Sweeney´s! me gusta como está .
bss

M dijo...

caja de goma hace bien en leerte
aparte:
me acordé de este refrán que decía una minita: la letra con sangre entra

fede dijo...

este texto es brillante

CAPITAN BAKER dijo...

ME HIZO PELOTA. ME DEJÓ CON UN BAJÓN AMARGO QUE NO ME PUEDO QUITAR CON NADA. DECILE A CALISTA QUE NO ESCRIBA MÁS ESTAS COSAS, QUE A MI ME GUSTAN LA MOVIDA PASATISTA ONDA MATIAS MARTIN O FABIAN GIANOLA.

QUE AMARGURA.

annie dijo...

Ésto es buenísimo, nada más, me encantó.

Jardinera dijo...

todos los hombres son iguales?

Anónimo dijo...

en ese caso las mujeres jardineras

la rata mausser dijo...

jardinera es demasiado pelotuda.

Enana boicoteadora maldita dijo...

yo no tengo tele y por ende no la vi nunca a la mala

lee teoria king kong
conoces el libro?

Que se sabe dijo...

Calista podría, por ejemplo, salir con tipos que le gusten, QUE LE GUSTEN, y nosotros ahorrarnos los comentarios, eh muchachosss?

Montevideo en otoño es tan misterioso, tan misterioso, tan misterioso, que lo podemos seguir diciendo.

Maga E. dijo...

al que sabe: sos inconfundible eh, eh!

=)

Calista dijo...

quiés es, Maga?

Lexi dijo...

genial!

el Cerdo sin galera dijo...

"Hasta que un día que están garchando, porque al principio se puede garchar como loca con casi cualquiera a quien una le inventa un relato interno (que es malo, que es amigo de los secuestradores, que te va a escupir la boca, etc) un día él te dice “te amo” y vos sabés que va a saltar todo, además de leche y de la mala leche".

:O

manooko dijo...

HEY

muy buen texto.

el análogo a la botella de klein

de los textos de relaciones.

Anónimo dijo...

It is uncommonly prominent to accept for adapted care of all your precious stones pieces so that they pattern for the purpose a lifetime. There are divers approaches and ways to decontaminated weird types of jewels be it gold, silver-tongued, pearls, diamond or semiprecious stone stones. Outlined under the sun are the heterogeneous ways by which you can conclude nurse of your accessories and charge of them flickering and new always.

Anónimo dijo...

To be a good lenient being is to from a amiable of openness to the mankind, an skill to guardianship undeterminable things beyond your own manage, that can take you to be shattered in uncommonly exceptionally circumstances for which you were not to blame. That says something exceedingly impressive relating to the get of the principled compulsion: that it is based on a corporation in the fitful and on a willingness to be exposed; it's based on being more like a plant than like a treasure, something fairly tenuous, but whose very item attractiveness is inseparable from that fragility.

Anónimo dijo...

A fundamental guide of Mount up to Rank escapes too many managers: you cannot continuously upgrade interdependent systems and processes until you progressively ameliorate interdependent, interpersonal relationships.
[url=http://petitelectromenager.eu/]Cuiseurs[/url]
Fers a repasser

furor romántico

furor romántico