martes, 17 de junio de 2008

Artificial

Por J.Mortal


En la pantalla plana una rubia tira besos rojos. Salta tijerita en los médanos de alguna playa atlántica, juega con un pareo y el viento. Es un video casero con errores de foco y encuadre. Memorable. Podría aparecer en su funeral si esos homenajes no fueran tan solemnes. El Oso se lamenta de que cuarenta sean muchos años para cualquier mujer, salvo para la rubia de la tele. Ahora el Oso duerme con las piernas abiertas tipo tijera en la king size. Es tan obvio: tiene una musculosa blanca a la altura de las tetas, un calzón azul con rombos verdes y rojos y el control remoto sobre el ombligo. El aire acondicionado está al mango y la transpiración se le empieza a secar en el cuello. La baba lo atora boca arriba. Tose, masculla un sueño.
Afuera, el mar. Una mujer en bikini camina sobre la arena como si estuviera haciendo montañismo. La sigue un hombre con dos reposeras en la mano. En la cabeza lleva una viscera con luces de navidad que funcionan a batería. Están prendidas. Así de gronchos forman parte de una típica postal de veraneo con playa, sombrilla y sol que brilla: un salmo todopoderoso ilustrado por el photoshop. A la sombra del camino sus siluetas se cierran en un trazo gordo, los colores saturan.
De repente, ella empieza a correr, revolea las ojotas y apunta para el agua.
Él la sigue y agitado cae de boca.
Ella se desata el pareo y empieza a jugar con el viento.
El Oso la mira.
Dejan marcas en la arena.



5 comentarios:

Seis dijo...

E?

cajadegoma dijo...

es un toque despareja la trìada.
pero no dirè màs porq dsp te hacen la del insano.

CAPITAN BAKER dijo...

NO ME GUSTA.

car dijo...

lindolindolindo este blog

Alina dijo...

Este txt es excelente. Mortal.

furor romántico

furor romántico